¡Cuida tu piel! Aceite hidratante para piel seca

 12.jpg

Los aceites esenciales solucionan problemas del día a día de manera natural. Para la piel reseca o con irritación, María la Judía tiene la mezcla perfecta: aceite hidratante para piel seca

La piel, el órgano más extenso del cuerpo, cumple un papel fundamental en nuestras vidas: regular la temperatura y protegernos de infecciones. Es sin duda, el primero de los escudos ante ciertos factores de riesgo y nuestro medio de comunicación natural con el entorno. Protegerla y entender qué nos quiere decir con algunos síntomas que manifieste, es clave para conservarla siempre suave, hidratada y, por supuesto, saludable.

Tal vez una de sus manifestaciones más recurrentes es la sequedad, indicio de múltiples posibilidades como una temperatura del aire muy alta o muy baja; falta de humedad en el medio ambiente; lavarnos exageradamente las manos; excesos con las duchas de agua caliente; el paso de los años, donde la piel se pone más delgada y frágil lo que impide  producir el aceite natural necesario para mantener la humedad; entre otras circunstancias.

Por eso, porque entendemos que son muchas las causas de la piel seca y porque conocemos las bondades de la naturaleza para prevenir y mejorar esta apariencia, en María la Judía encontramos la solución con una mezcla perfecta de aceites esenciales y aceites vegetales, entre los que destacan: lavanda, geranio, romero, almendras dulces, sacha inchi y aguacate. Esta mezcla sinérgica se conjuga para lograr un aceite que hidrata la piel seca, aporta nutrientes y vitaminas, regenera las células muertas y aumenta la elasticidad.

Si tu piel está hidratada puedes evitar la hipersensibilidad, el enrojecimiento, la dermatitis y esas grietas excesivas que dañan la estética, especialmente en las manos, los pies, los talones y tobillos. En María la Judía nos conectamos con lo natural y traemos soluciones en forma de aceites esenciales para que los problemas de la vida cotidiana sean cada vez más llevaderos.

 

 

Visto 594 veces