Aceites esenciales, aliados del deporte

Maria-la-judia-deportes.jpg

Seguro piensas que los aceites esenciales sólo son terapéuticos, relajantes o analgésicos. Lo que seguramente no sabes es que su uso se extiende a otras prácticas de nuestro día a día, como el deporte y en general a la actividad física.

El bienestar que genera la aromaterapia puede ir de la mano con los beneficios que tiene la actividad física en la salud.

En el calentamiento

La práctica de una disciplina deportiva hace que el cuerpo se esfuerce, lo que implica tener un buen estado físico y capacidad mental para llevar a cabo la tarea que queremos: patear un balón, saltar, correr, pedalear, lanzar, nadar, etc.

Antes de hacer actividad física debemos calentar y estirar nuestros músculos de manera que no expongamos nuestro cuerpo a una posible lesión. Esto nos hace entrar en calor, mejorar la circulación sanguínea y la flexibilidad.

En esta fase previa, aceites esenciales como el de romero ayudan a los músculos a entrar en calor. Para mejorar la circulación sanguínea nada como el aceite de pino. Y si queremos facilitar la respiración y aumentar la capacidad pulmonar, el eucalipto y la menta son infaltables.

Después del ejercicio

Tan importante como un buen estiramiento, es el cuidado del cuerpo posterior a la actividad física. Es importante tener un reposo y recuperación adecuadas. Esto ayuda a prevenir las lesiones o dolores musculares, los calambres o simplemente a relajar los músculos.

En ese sentido, nada mejor que la aromaterapia, pues nos lleva a estados profundos de relajación permitiendo que el cuerpo se recupere de la mejor forma. Y es que no sólo es necesario recuperar la parte física, también se requiere equilibrar la mente, ponerla en sintonía con el cuerpo y comenzar de nuevo la preparación para la próxima cita deportiva.

Para una buena recuperación de lo músculos, te recomendamos utilizar el poder curativo de los aceites esenciales de geranio y ciprés.  

En María la Judía trabajamos para ayudarte a mantener la armonía entre cuerpo, mente y alma.

Visto 483 veces