Masajes relajantes: una experiencia para disfrutar en pareja

masajes relajantes una experiencia para disfrutar en pareja

Es cierto: cualquier día del año puede ser el momento ideal para celebrar el amor y sorprender a esa persona con la que compartes un vínculo especial. No obstante, este mes encierra una magia particular que invita, sin duda, a explorar tu creatividad y encontrar ese detalle preciso e inolvidable. En María la Judía nos encanta ser parte de esa búsqueda y por eso compartimos contigo una idea imperdible a la hora de complementar tu regalo de amor y amistad: masajes relajantes en pareja. 

Aunque suele pensarse en esta actividad como un asunto predominantemente femenino, una sesión de masajes con tu pareja puede convertirse en un ritual altamente provechoso para ambos. Por un lado, no solo disfrutarás de una relajación corporal, sino que lo harás de la mano de tu compañero (a), fortaleciendo así la comunicación, la confianza y el conocimiento de gustos mutuos. Por el otro, será una forma distinta y agradable de vivir la intimidad, a través de una conexión entre cuerpo y espíritu: todo un juego de sensaciones que, practicado cada tanto, podrá modificar satisfactoriamente la inevitable rutina.

Especialistas en masoterapia y técnicas de relajación afirman que un masaje contribuye a la recuperación de la elasticidad y a la liberación de la tensión muscular. De igual manera, favorece la circulación y el transporte de oxígeno hacia los tejidos, beneficiando directamente los órganos internos. Los masajes corporales pueden llegar a fortalecer las funciones metabólicas, eliminar células muertas y mejorar la apariencia de la piel. Esto sin mencionar la sensación relajante que claramente produce y que se ve reflejada incluso en el sistema nervioso. 

Ahora bien, ¿te imaginas sacar provecho de lo anterior junto a esa persona que amas? ¡Regalarle bienestar y tranquilidad es, sin lugar a dudas, el mejor obsequio para esta época! Aquí van algunos consejos que pueden ayudarte a planear este momento:

-Aunque la espontaneidad tiene su encanto, puedes empezar por buscar un día adecuado en el que tú y tu pareja tengan el tiempo suficiente para relajarse y pasar un rato juntos.

-Encuentra un lugar tranquilo y agradable, que sea cómodo para los dos. Puedes ambientarlo según las preferencias de ambos: velas, flores, música, pasantes o alguna bebida. 

-Ten en cuenta que es primordial activar todos los sentidos de tu pareja. El olfato, particularmente, resulta decisivo. En María la Judía creamos aromas especiales para que transformes tus espacios y hagas de ese momento algo aún más inolvidable. Aceites como el de romero, menta o geranio serán tus aliados en esta experiencia. 

-¡Y qué decir del tacto! Conocer las zonas favoritas de tu pareja y los movimientos indicados para estimularlas, determinará el éxito de este regalo. Necesitarás informarte sobre algunas técnicas pero, sobre todo, encontrar los productos perfectos que acompañen tus manos. En María La Judía los tenemos: nuestro aceite de lavanda le dará a tu masaje una sensación suave, acompañada de un aroma floral con toques de madera. Por su parte, el aceite Nahid (mezcla de palo de rosa, sándalo, naranja, ylang ylang, almendras dulces y ajonjolí) aportará una fragancia exótica y dulce, con efectos relajantes y estimulantes.

No lo dudes: termina este mes de amor y amistad disfrutando un nuevo ritual con esa persona especial. En María La Judía acompañaremos encantados tu experiencia: nuestros productos te ayudarán, más que a generar sensaciones, a construir momentos dignos de recordar mientras nutres y reconfortas cuerpo y espíritu. 

 

Visto 239 veces